Recetas Caseras

Huevos shakshuka: desayuno de Medio Oriente

Algunos los conocen como huevos rancheros y otros como huevos shakshuka, pero son igual de deliciosos.

Huevos shakshuka con hierbas, salsa de tomate, pan y pimentón picado en toma cenital.

Si te gustan los huevos rancheros, estos te encantarán.

Los huevos shakshuka, una deliciosa receta originaria del Medio Oriente, han ganado popularidad en todo el mundo como un plato versátil y sabroso que deleita tanto a vegetarianos como a amantes de la comida gourmet.  

En este artículo, exploraremos el fascinante origen de los huevos shakshuka, detallaremos los ingredientes y la preparación de esta exquisita receta, ofreceremos consejos para lograr el huevo frito perfecto y descubriremos otras recetas clásicas que destacan la delicia del huevo en la cocina. 
 

ORIGEN DE LOS HUEVOS SHAKSHUKA  

Los huevos shakshuka tienen sus raíces profundamente arraigadas en la rica historia culinaria del Medio Oriente y el norte de África. Este plato emblemático ha sido una parte integral de la cocina de la región durante siglos. Pero ¿qué significa realmente la palabra "shakshuka"? 

El nombre "shakshuka" tiene sus orígenes en el árabe magrebí, donde la palabra "shakshek" significa "mezclar" o "agitar". Esta etimología revela mucho sobre la esencia misma de este plato: una mezcla de sabores, ingredientes y culturas que se unen armoniosamente en una sola sartén. A través de la historia y la migración, los sabores de la shakshuka se han extendido a través de las fronteras, adaptándose y evolucionando con el tiempo para reflejar las diversas influencias culinarias de la región. 

La shakshuka tradicionalmente se prepara con una base de salsa de tomate condimentada con una mezcla de especias aromáticas como comino, pimentón y cilantro. A esta salsa se le hacen huecos en los que se insertan los huevos frescos, que se cocinan suavemente en la salsa hasta que las claras estén listas pero las yemas permanezcan suaves y cremosas. 

Huevos shakshuka con perejil, carne y salsa en una sartén

Esta deliciosa mezcla de sabores es típicamente acompañada de pan recién horneado o pan pita, que se usa para absorber la rica salsa y los jugosos huevos. A lo largo de los años, la shakshuka ha ganado popularidad en todo el mundo como un plato que puede disfrutarse en cualquier momento del día, ya sea como desayuno, almuerzo o cena. 

La shakshuka es un testimonio de la rica historia y la diversidad culinaria de la región del Medio Oriente y el norte de África. Cada bocado de este sabroso manjar cuenta una historia de intercambio cultural, migración y amor por la comida, haciendo que los huevos shakshuka sean mucho más que una simple receta: son un viaje gastronómico a través del tiempo y el espacio. 
 

INGREDIENTES Y PREPARACIÓN DE LOS HUEVOS SHAKSHUKA 

Para preparar huevos shakshuka, necesitarás los siguientes ingredientes: 

  • Tomates maduros 
  • Pimientos 
  • Cebolla 
  • Ajo 
  • Pimentón dulce o picante 
  • Comino 
  • Huevos 
  • Perejil fresco 

Sal y pimienta al gusto 

  • Aceite de oliva 

La preparación de los huevos shakshuka es relativamente sencilla, pero requiere atención a los detalles para obtener el resultado perfecto. Aquí tienes los pasos básicos: 

  1. Preparación de la salsa: Comienza salteando cebolla y ajo en aceite de oliva hasta que estén dorados. Luego, agrega los pimientos y los tomates picados, junto con las especias como el comino y el pimentón. Cocina la salsa a fuego lento hasta que espese ligeramente. 
  2. Hacer huecos para los huevos: Con la salsa aún caliente en la sartén, haz pequeños huecos con la parte posterior de una cuchara y añade un huevo en cada hueco. Esto permitirá que los huevos se cocinen en la salsa. 
  3. Cocinar los huevos: Tapa la sartén y cocina a fuego lento hasta que los huevos estén cocidos a tu gusto. Si prefieres las yemas líquidas, cocínalos por menos tiempo; para yemas firmes, cocina por más tiempo. 
  4. Servir y disfrutar: Una vez que los huevos estén listos, espolvorea con perejil fresco picado y sazona con sal y pimienta al gusto. Sirve los huevos shakshuka calientes con pan crujiente o tortillas para absorber la deliciosa salsa. 

Recetas con huevo

Otros consejos para preparar el huevo frito perfecto 

Cuando se trata de lograr el huevo frito perfecto en tus huevos shakshuka, existen una serie de consejos y trucos que pueden marcar la diferencia entre un resultado mediocre y una gran experiencia. Aquí te presentamos algunos de los consejos más útiles para garantizar que tus huevos shakshuka sean un auténtico festín para el paladar: 

  • Elección de los huevos: Opta siempre por huevos frescos y de alta calidad. Los huevos frescos no solo tienen un sabor más delicioso, sino que también mantienen mejor su forma y textura durante la cocción, lo que garantiza un resultado más satisfactorio. 
  • Temperatura de la sartén: Es crucial asegurarse de que la sartén esté lo suficientemente caliente antes de agregar los huevos. Esto ayuda a evitar que los huevos se peguen y garantiza que se cocinen de manera uniforme y perfecta. 

    Dos huevos fritos en una parrilla con una superficie negra para preparar huevos shakshuka.

  • Utiliza una tapa: Si prefieres las yemas líquidas en tus huevos shakshuka, cubrir la sartén con una tapa mientras se cocinan puede ser una técnica útil. La tapa atrapa el calor y el vapor, ayudando a cocinar las yemas sin necesidad de voltear los huevos. 
  • Controla el tiempo de cocción: El tiempo de cocción es crucial para lograr el huevo frito perfecto. Si prefieres las yemas líquidas, cocina los huevos por un tiempo más corto; para yemas firmes, cocina por más tiempo. Presta atención al aspecto de las claras y las yemas para determinar cuándo están listas. 
  • Añade un toque de creatividad: Si bien los huevos shakshuka tradicionales son deliciosos por sí solos, siéntete libre de experimentar con diferentes ingredientes y condimentos para personalizar tus huevos shakshuka y hacerlos realmente tuyos. Puedes agregarle ají o un sabor aromático extra. 

Te contamos 10 alimentos que no pueden faltar en tus desayunos.  
 

OTROS PLATOS CLÁSICOS CON HUEVOS 

Además de los huevos shakshuka, hay una multitud de recetas clásicas que resaltan al huevo en la cocina. Aquí hay algunas recetas adicionales que vale la pena explorar: 

  • Tortilla española: Originaria de España, la tortilla española es una mezcla irresistible de huevos, papas y cebollas cocidas lentamente en aceite de oliva hasta obtener una textura suave y esponjosa en el centro. 
  • Huevos Benedict: Esta elegante receta combina huevos pochados con muffins ingleses, jamón y una rica salsa holandesa para un rico desayuno. 
  • Frittata italiana: La frittata italiana es una especie de tortilla que se hornea en el horno en lugar de cocinarse en la estufa. Se puede personalizar con verduras frescas, quesos y hierbas aromáticas para adaptarse a tus gustos y preferencias individuales. 

    Una porción de frittata italiana con huevo, hierbas y tomates cherry

Explora estas recetas clásicas y descubre nuevas formas de disfrutar del delicioso sabor y la versatilidad del huevo en tu cocina. Ya sea para el desayuno, el almuerzo, la cena o incluso como un bocadillo satisfactorio, el huevo es verdaderamente un ingrediente indispensable en cualquier cocina creativa y llena de sabor. 

Conoce 7 desayunos con huevo de América Latina. 

 

FUENTES:  

https://www.elespectador.com/gastronomia-y-recetas/receta-asi-se-preparan-los-huevos-shakshuka/  

https://www.abc.es/recetasderechupete/shakshuka-o-huevos-rancheros-en-salsa-de-tomate/7005/ 

https://www.lavanguardia.com/comer/recetas/20210504/7424592/como-preparar-shakshuka-plato-nacional-israeli.html  

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre huevos blancos y huevos marrones?

La diferencia principal entre los huevos blancos y los huevos marrones es el color de la cáscara. Sin embargo, en términos de valor nutricional y sabor, no hay diferencia significativa entre ambos tipos de huevos. El color de la cáscara depende únicamente de la raza de la gallina que los pone.

¿Cuál es la mejor manera de pelar huevos duros sin que se rompan?

Después de cocinar los huevos duros, sumérgelos en agua fría durante unos minutos para enfriarlos rápidamente. Luego, golpea suavemente la cáscara con el borde de una cuchara y pélalos bajo agua corriente para ayudar a aflojar la cáscara y evitar que se rompan.

¿Cómo puedo saber si un huevo está fresco?

Una forma sencilla de verificar la frescura de un huevo es sumergirlo en un recipiente con agua. Si el huevo se hunde y yace de costado en el fondo, está fresco. Si flota o se levanta, es probable que esté pasado y no sea seguro consumirlo.